Los días de oración y grupos en persona están temporalmente cerrados.
Los demás servicios están disponibles en Zoom hasta nuevo aviso.

QUÉ ESPERAR EN RUAH

Las personas que vienen a Ruah no sólo encuentran un hermoso lugar y muy espacioso, sino también la hospitalidad del personal y de la comunidad. Requerimos que cada persona que viene, se reúna con un director espiritual para articular sus razones por las que ha venido y sea apoyado para que responsablemente las cumpla durante su estadía. Gradualmente uno nota que las preocupaciones de la vida diaria toman perspectiva en la experiencia de la solitud y el silencio. Usted recibirá aliento en su búsqueda de fe y al salir de este centro habrá recibido ayuda para continuar creciendo en prácticas que promueven la integración de su fe y su vida.

De la misma manera, a cada grupo que llega se le asignará un facilitador para responder a todas sus preguntas y le ayudará a enfocar su atención en su interior, reflexionando, y escuchando a su propio corazón y mente. Cualquier interacción entre los miembros del grupo tendrá lugar en su sala de reuniones. En todas las demás áreas del Centro Ruah se guarda silencio – los espacios de oración, los pasillos, el comedor, los dormitorios. Incluso les pedimos que se mantengan en silencio cuando salgan a sus caminatas como parte de su día de oración o retiro. Si tanto silencio es nuevo para usted, al principio se puede sentir extraño. Pero el Centro Ruah existe para proporcionar este don de solitud de manera que pueda aprender a escuchar a la voz de Dios dentro de su propio corazón. Antes de planear unirse a un grupo aquí en Ruah, asegúrese de que está dispuesto a entrar en este don de solitud y silencio.

Para la primera experiencia en silencio de una persona o grupo, ofrecemos sólo estadías de un día, de la mañana a la tarde. (Ocasionalmente se hacen excepciones.) Para visitas subsecuentes, se puede considerar que pasen la noche. Nuestras habitaciones son simples e individuales a estilo dormitorio con baños compartidos. El almuerzo está incluido en la visita de un día. Si usted pasa la noche, también se le servirá desayuno y cena, dependiendo de las horas en que esté presente.

Para información sobre Eventos de Oración Centrada, visiten la página de Oración Centrada.

Para información sobre Retiros, visiten la página de Retiros.


COMENTARIOS DE NUESTROS INVITADOS

Nos agrada recibir comentarios de personas que vienen y nos visitan sobre sus experiencias en el Centro Ruah. Si le gustaría compartir sus pensamientos, por favor envíenos un correo electrónico.

“Volaría de cualquier lugar para disfrutar el silencio de oración que han creado, nutrido y sostenido en este lugar. Gracias por… el espacio para entrar profundamente en el corazón de Jesús”

“Agradecemos a Dios por permitirnos estar a Su cuidado y en el de ustedes”.

“Es donde me siento más como un niño…todas las habitaciones están tienen vida con la ‘magia’ de Dios”.

“Las instalaciones es todo lo que uno necesita para renovar una relación con Dios”.

“Venir aquí es como entrar a otro mundo – ¡el mundo de Dios!”

“En cuanto entré a este centro sentí paz y libertad. Nunca he experimentado un día tan bello, descansando tranquilamente en el Señor”.

“Vine más que destrozada y salí en paz y con esperanza. ¡Nada mal para dos noches de estadía! Dios es bondad y hace maravillas en Ruah”.

“Este es un lugar increíble donde realmente uno puede sentir el amor y la presencia de Dios en todo lado. Estoy con lágrimas en los ojos porque tengo que irme ya que me he sentido muy cerca de mi Padre. He estado como un niño sentado a los pies de mi Padre, riendo, llorando, aprendiendo”.

“Me voy con un sentido más profundo de quién es Dios y como Él me ve. Gracias – ¡ustedes me han bendecido con un tesoro eterno!”

“Benditos sean los que esperan por Él, y benditos sean los que proveen un lugar para esperar.”